Ladypress' Blog

Vida y Color

Etiqueta: restaurantes

Cenar en Madrid: sitios que te gustarán

Madrid, la gran urbe española, la escapada ideal para encontrarse con amigos, saciarse de arte, paseos, compras, ciclos culturales, seminarios y conferencias, obras escénicas… y por supuesto comer. ¿Dónde cenar en Madrid sin que tu tarjeta se lleve un disgusto pero sin por alto las últimas novedades y el circuito ‘in’? He aquí algunas sugerencias que disfrutarás.

Barra Atlántica. ¿Puede una marisquería ser minimalista, no oler (a marisco a la plancha) y recibir una agradable sorpresa a la hora de pagar? La respuesta en Barra Atlántica es ¡sí! Barra Atlántica se encuentra en la calle Gravina, en el barrio de Chueca, y ofrece cocina de temporada basada en el producto marino con un enfoque honesto e innovador. Su propuesta  pasa por un menú cerrado con varios platos (25 euros), para completar si hay apetito con marisco traído a diario desde Galicia (10 euros la ración). Servicio excelente, postres mini y buen vino por copas para elegir.

Barra M. También en Chueca, en la calle Libertad, este nuevo destino ‘foodie’ de la ciudad se articula en torno a una única mesa longitudinal en la que verás preparar el ceviche ‘live’ y podrás elegir los distintos condimentos con los que acompañar el plato emblema de la cocina del Perú. De los propietarios de El Tiradito, en la zona de Conde Duque, el menú recorre caminos poco transitados de la fusión a través de platos generosos y deliciosos de eso que llaman ‘street food’ -que como buen peruano de raíces con un pisco saborearás todavía más. 

captura-de-pantalla-2017-01-23-a-las-19-40-24

High end your steps in Madrid, by Carolina Herrera.

Ten con Ten. Si te encuentras de compras por las calles del barrio de Salamanca o visitando alguna exposición de la Fundación Mapfre, una buena opción es Ten con Ten. Situado en el número 6 de la calle Ayala, es uno de esos locales igualmente válidos para tomar el aperitivo, cenar o copear. Tiene música, una carta amplia y curiosa, un público que se siente guapo y una barra estupenda en la que refugiarse ‘afterwork’. Si tu Instagram es un ‘flashback’ de momentos ‘gruppies’ en lugares ‘cool’, visítalo -o te arrepentirás.

Triciclo. Y en el barrio de Las Letras no puedes dejar de visitar Triciclo, hasta que no se demuestre lo contrario, mi restaurante favorito en Madrid. Su fórmula permite ajustar al máximo la cantidad de comida deseada -ración, media o tercio de ración-  y probar muchas cosas diferentes a la vez, lo que lo hace perfecto para picotear recorriendo el barrio más ilustre de la ciudad. Pequeño y acogedor, el personal es encantador y la relación calidad-precio sensacional, lo que te dará margen para disfrutar de un cóctel ‘after-dinner’ en el nuevo destino de culto de la capital: Salmón Gurú, muy cerquita -en la calle Echegaray.

Si Madrid Fusión te ha traído a la ‘city’ estos días o tal vez es la música electrónica la que te ha convocado a la sexta edición de los Vicious Awards, recuerda además que estos días también podrás disfrutar de Gastrofestival Madrid.

 

 

Anuncios

Mallorca por partes: Sóller

Es una isla, sí, pero muy grande. Mallorca tiene una extensión de 3.640 kilómetros cuadrados, por lo que si se elige como destino de fin de semana lo mejor es asirla por partes. De hedonista a hedonista: sólo de este modo la mayor de las Islas Baleares será disfrutada. En medio de la jauría de agosto, perseguimos la calma y nos apeamos en Sóller.

ireneneuwirth4

Para guardar los recuerdos. Irene Neuwirth 

Dormiremos en el corazón del valle de los Naranjos con vistas frontales a las montañas de la Sierra de Tramuntana en uno de esos establecimientos de antes en los que las cinco estrellas son fundamentalmente silencio y confort. El Gran Hotel Sóller tiene un romántico jardín para pasarse la mañana entera desayunando, una fachada modernista para ser fotografiada, piano-bar y en la azotea piscina (¡y jacuzzi!). Prensa al gusto, desayuno en la cama y un clavel fresco en el baño al despertar.

Para cenar reservaremos mesa en Es Faro no más tarde de las diez. Ubicado en las alturas del Puerto de Sóller, ofrece unas vistas señoriales y también aquí la música es el silencio. Pedimos pescado (Gallo de San Pedro, Corvina, Dorada o Dentón para dos) y como preámbulo unas gambas de Sóller. Vino blanco, de de la zona y Chardonnay: un  Olorón de la bodega Vinyes d’Alaró.

La copa o el aperitivo (o los dos) en Agapanto, un lugar con nombre de flor que huele a lillium blanco por los cuatro costados. La belleza de un momento único es vivir la poesía del placer, reza su slogan, y yo lo hago mío con un cocktail sin nombre, o sí, el mío.

Si se quiere comprar, hay que pasear por la larguísima y estrecha calle de La Luna, donde se encontrará cerámica, delicatessen insulares y al fondo del todo un hallazgo exquisito: Sa Joieria. Joyas, tejidos bizarros y piezas únicas de noble tradición mallorquina.

Nota: Para llegar a Sóller mejor cruzar el túnel (5,05 euros ida) a no ser que se dispongan de las dos horas que marca la carretera comarcal.

 

Restaurantes para cenar (antes de ir a la apertura de Amnesia)

Esta noche abre Amnesia, el club más club de Ibiza, y una fiesta como la que nos vamos a pegar debe ir precedida de una buena cena. Para ir calentando motores propongo cualquiera de los restaurantes que siguen; la atmósfera romántica la dejaremos para un aniversario u otra ocasión más íntima. Hoy la noche pide locura de principio a fin.

B-For. Tal vez su sushi no es el más purista de todos pero sí el más imaginativo y el que se sirve con más amor. Tiene una gran carta de vinos, la iluminación adecuada para una larga noche de verano y un dueño que es el anfitrión perfecto. Dónde: en la avenida 8 de agosto de Vila (y en el VIP de Amnesia).

El Ayoun. Quién conozca Ibiza y no haya pasado una noche épica en El Ayoun que levante la mano. Este año el precioso local estrena decoración y una carta fabulosa. Por si fuesen pocos reclamos, uno más: El Ayoun sale del fashion mainstream para situarse confortablemente en el corazón de la escena gastronómica underground deluxe. Dónde: en Sant Rafel.

Clodenis. La Provenze en Ibiza, o lo que es lo mismo, cocina francesa sin remilgo y un jardín maravilloso con vistas al interior de la isla. Gran tartar, un foie para chuparse literalmente los dedos, champagnes para aburrirse y un ambiente nada pretencioso y muy chic. Caro sí, pero la noche lo merece. Dónde: también en Sant Rafel.

Cipriani Down Town. Para cenar en el restaurante que dirige el nieto del fundador del Harry’s Bar de Venecia hay que ir dispuesto a dejarse como mínimo 150 euros por cabeza, beber Bellinis hasta que el cuerpo diga basta y a dejarse querer por el servicio. ¿Cuándo fue la última vez que un camarero te ofreció fuego sin pedirlo? Aquí no necesitarás encendedor, tan sólo un par de zapatos como estos.

Para rozar el cielo. Bailando.

ap1

Charlotte Olympia para Agent Provocateur.

A %d blogueros les gusta esto: