Ladypress' Blog

Vida y Color

Etiqueta: clubs

Ibiza: The Music Scene

Bailar en Ibiza hasta el amanecer, y volver a comenzar.
Saint Laurent

Mucho se viene hablando sobre la decadencia (o no) y el futuro incierto del ocio nocturno en Ibiza y su industria musical, de fama mundial. Aquí va mi opinión.

La escena ha cambiado. Pero lejos de encontrar culpables en otros sonidos que empiezan a sonar en la isla y que están lejos de colonizarla, sonidos que deberían ser bienvenidos y apreciarse con un síntoma de salud (dígase tolerancia) en una isla que «flota gracias a la música» -Pepe Roselló, fundador de Space Ibiza dixit; y de preocuparnos por la fútil amenaza de los llamados nuevos destinos electrónicos que en los últimos cinco años han ido apareciendo por toda la costa mediterránea, quizás habríamos de reflexionar sobre cuándo y por qué la oferta electrónica cayó en la linealidad, reiteración y previsibilidad absolutas, rompiendo de paso códigos aquí sagrados que llenaban de significado y magia conceptos como “opening” y “closing party”.

Es, a mi entender, un pecado que las administraciones y los políticos que las representan desdeñen el principal apéndice turístico de esta isla, el ocio musical, mientras se afanan en promocionar Ibiza internacionalmente como destino gastronómico y deportivo. Y es aún más grave que ninguno de los políticos que nos ha gobernado en los últimos 10 ó 15 años haya sido tocado por la sensibilidad (e inteligencia) para entender la música electrónica no ya siquiera como un valor distintivo de la marca Ibiza como destino turístico, sino como elemento cultural y patrimonio insular. La música para ellos es ruido. Quizás hayan leído algo sobre Juan Atkins…

En cuanto a los clubs, el gremio se ha atomizado. De los cinco grandes (Amnesia, DC10, Pacha, Privilege y Space) pasamos a una miríada de locales, todos con pretensiones de ser también grandes, ingenua esperanza que confiaron a las agencias de booking y sus rosters de headliners. Ocurrió que ya nadie se casaba con nadie, subió la demanda (y los cachés) y se acabó la exclusividad. El principio del fin o, al menos, de una época gloriosa.

Ahora los directores de las salas son promotores de fiestas a la vez, y los opening y closing de los clubs se han convertido en una continuación de estas fiestas. El calendario de aperturas y cierres, originalmente concentrado en un fin de semana, pasó a ocupar dos y ahora dura casi un mes, perdiendo así la categoría de acontecimiento. Cada uno va por libre. Se ha aniquilado el sentimiento de pertenencia a algo único y poderoso. El género se ha vuelto popular y todos aspiran al sold out, sin discriminar ningún target.

Quizás la escena electrónica de Ibiza debería apuntar a un clubber maduro, electrónicamente avanzado, y desde la autoconfianza de ser un lugar especial, de haber armado una influyente industria creativa, de su genuino cosmopolitismo y llevar la música en el ADN desde que los púnicos encontraron en la isla su paraíso y daban gracias haciendo sonar música y bailando a Bes; ser capaz de arriesgar y liderar. Eso es Ibiza: referente e inspiración infinitos.

 

 

 

 

Anuncios

Restaurantes para cenar (antes de ir a la apertura de Amnesia)

Esta noche abre Amnesia, el club más club de Ibiza, y una fiesta como la que nos vamos a pegar debe ir precedida de una buena cena. Para ir calentando motores propongo cualquiera de los restaurantes que siguen; la atmósfera romántica la dejaremos para un aniversario u otra ocasión más íntima. Hoy la noche pide locura de principio a fin.

B-For. Tal vez su sushi no es el más purista de todos pero sí el más imaginativo y el que se sirve con más amor. Tiene una gran carta de vinos, la iluminación adecuada para una larga noche de verano y un dueño que es el anfitrión perfecto. Dónde: en la avenida 8 de agosto de Vila (y en el VIP de Amnesia).

El Ayoun. Quién conozca Ibiza y no haya pasado una noche épica en El Ayoun que levante la mano. Este año el precioso local estrena decoración y una carta fabulosa. Por si fuesen pocos reclamos, uno más: El Ayoun sale del fashion mainstream para situarse confortablemente en el corazón de la escena gastronómica underground deluxe. Dónde: en Sant Rafel.

Clodenis. La Provenze en Ibiza, o lo que es lo mismo, cocina francesa sin remilgo y un jardín maravilloso con vistas al interior de la isla. Gran tartar, un foie para chuparse literalmente los dedos, champagnes para aburrirse y un ambiente nada pretencioso y muy chic. Caro sí, pero la noche lo merece. Dónde: también en Sant Rafel.

Cipriani Down Town. Para cenar en el restaurante que dirige el nieto del fundador del Harry’s Bar de Venecia hay que ir dispuesto a dejarse como mínimo 150 euros por cabeza, beber Bellinis hasta que el cuerpo diga basta y a dejarse querer por el servicio. ¿Cuándo fue la última vez que un camarero te ofreció fuego sin pedirlo? Aquí no necesitarás encendedor, tan sólo un par de zapatos como estos.

Para rozar el cielo. Bailando.

ap1

Charlotte Olympia para Agent Provocateur.

A %d blogueros les gusta esto: