Ibiza: Paradise!

por Lady Press Agency

paulamendoza

Over the seas. Paula Mendoza Jewelry.

En Ibiza estos días tendremos una temperatura de 18 grados, el sol brillará y los astros se aliarán para que el primer e intensamente deseado retiro junto al mar de 2015 sea sencillamente mágico. La isla destila optimismo, entusiasta de sentir el placer de la arena al feliz caminar de nuestros pies. Como siempre, una nueva temporada traerá consigo nuevos proyectos (Heart Ibiza sea el más sonado tal vez), nuevas ilusiones, nuevos sueños. En Semana Santa Ibiza despega y ofrece tantos planes evocadores que (si no lo hizo aún) para siempre te atrapará.

Arte. Gilbert Herreyns fue discípulo de Paul Delvaux, cuya obra se expone actualmente en el Thyssen de Madrid en una muestra tan necesaria como reveladora. El belga no tiene nada de surrealista. Artista de texturas, el bosque de Formentera le ha cautivado en su madurez y son los pinos y las sabinas de La Mola que probablemente observa desde su atelier los que inspiran la exposición que inaugura esta Pascua el MACE: Le bosc i la mans. Sin duda, una buena ocasión para visitar el bellísimo Museo de Arte Contemporáneo d’Eivissa.

Food. Comer, comer, comer, comer al sol, comer muy bien. Como los higos, la algarroba y la almendra, los buenos restaurantes se han convertido en Ibiza en una especie autóctona. La restauración insular vive desde hace años una eterna primavera. Ya se trate de comer pescado local y marisco, carnes al carbón, cocina japonesa, propuestas de fusión, una burger o disfrutar plenamente de la enésima interpretación del Mediterráneo, en Ibiza se encontrará lo que el antojo busca. Ca n’Alfredo, Yemanjá, Sushiya, Bambuddha Grove, Nassau Beach Club, Es Nautic de Sant Antoni, Amante, La Escollera, Le Pastis. Googlea y acertarás.

Estilo. Practicar el drinner el viernes en el hotel Ocean Drive, pasar por el mercadillo especial de Semana Santa de Las Dalias (se inaugura el Jueves Santo), tomar el aperitivo en La Cava, pasar un día en la piscina del agroturismo Atzaró, recorrer La Marina con parada en Revolver Shop, tapear en el Tomate o Can Miquelitus, subir a Dalt Vila para fumarse un pitillo en cualquiera de sus baluartes, disfrutar del espectáculo de Ibiza en la Plaza del Parque. Con tacones y perfecto, bailarinas y fur, bolso al hombro chic, gafas de sol, lipstick. Ibiza is always a stylish plan!

Naturaleza. Sobre todo playa y atardeceres, y además campo al alba, el encanto de los pueblos, visitas sorprendentes a lugares que un día fueron aldeas, el bosque, la ciudad. Pequeña y grande a la vez. Ibiza es sobre todo naturaleza. Verde, (piedra) y azul. Vinos de la tierra, carreteras zizagüeantes, caminos que conducen a afters cosmopolitas, faros solitarios, salvajes acantilados, flores, aroma de sabina, olivos, torres vigías, montañas de sal. Pasear, navegar, descubrir, leer. Desde Cala Compte y Es Cavallet a Sant Llorenç y Santa Agnès. Silencio en Ibiza.

Dance. Puede que acudas a la llamada de la isla alentado por las fiestas (y los line ups) de apertura que los clubes de Ibiza cada vez más se apresuran a anunciar. Para los openings, habrá que esperar sin embargo todavía un mes y medio. Con programaciones definidas ya casi en su totalidad, la escena apura sus últimas semanas de aliento porque a partir del 24 de mayo, durante cuatro meses, ya no habrá marcha atrás. Para bailar esta Semana Santa en Ibiza Pacha naturalmente, Veto, Nine, el Pereyra…

¡Bienvenidos!

 

Anuncios