La cuesta de enero: free entry

por Lady Press Agency

beisbolera4

No hay nada como las situaciones difíciles -y es extensible a todas las áreas- para agudizar el ingenio. En diciembre hemos consumido hasta que el cuerpo y la cartera han dicho basta. Ahora viene la cuesta más comentada, la de enero, y subiéndola llenamos los pulmones de optimismo y convertimos en realizable una supuesta utopía: sin dinero hay un ocio posible. Cultural. Recorremos cuatro capitales europeas regocijándonos en grandes exposiciones gratuitas.

El Museo del Prado trae a Madrid al joven Van Dyck a través de 90 obras de su juventud. La exposición es la primera que España le dedica en exclusiva al pintor holandés y puede tomarse como antesala de la deseada reapertura del Rijks Museum el próximo 13 de abril, donde es junto a otros amo y señor. Hasta el 3 de marzo con entrada libre de lunes a sábado de 18.00 a 20.00 horas y los festivos (incluidos domingos) de 17.00 a 19.00 horas.

Londres es una ciudad que por todas las razones (incluido el cielo gris) jamás nos cansaremos de visitar y a ella ha ido a parar Juergen Teller. Invitado por The Institute of Contemporary Arts, el 23 de enero se inaugura una gran antológica sobre el fotógrafo alemán, tan imitado como inspirador. Abierto de martes a domingo de once a once. A dos pasos de la estación London Charing Cross.

Cádiz está todavía más bonita tras haberse maqueado para celebrar los 200 años de la primera constitución española, La Pepa. Aunque pequeña, fue y sigue siendo una gran ciudad y en ella puede visitarse hasta el próximo 3 de marzo una exposición llegada del Museo del Oro de Bogotá (Colombia) que exhibe las fantasías corporales de las sociedades indígenas desde la época prehispánica hasta la actualidad. Estética y simbolismo en la Casa de Iberoamérica de la capital iberoamericana de la cultura 2012.

A Moscú se ha ido el Instituto Cervantes para homenajear a Gabriel García Márquez. 45 obras (pinturas, esculturas e instalaciones) de 45 artistas rusos inspiradas en Cien años de soledad, novela que cumplió 45 años cuando el escritor celebró su 85 aniversario y su Nobel de Literatura seis lustros. Ecuación numérica y una pieza literaria que incluso si se ha superado la etapa del realismo mágico hay que leer.

Le sacudimos el polvo a la beisbolera de nuestro hermano y empezamos a subir.

 

 

 

Anuncios